lunes, 31 de julio de 2017

KonXideraZiones




un relatoensayo

KXZsKonXideraZiones



Si, cierto, existen mundos paralelos… sin extralevitarnos a la abstracción de la ficción.

No es ficción, es crudamente real… que ficcionamos más que existimos.

Es más, la existencia es una ficción… cada cual trata de existir en su mundo. Somos náufragos en nuestro mundo particular, en él sólo existimos, y en él desaparecemos cuando nos vamos. Un mundo que nosotros nos creamos en cuanto que configuramos e interpretamos lo que percibimos.

Nuestras “casas” son nuestros mundos… nuestros mundos están ya hechos con el poder económico que disponemos… “el dinero crea el mundo” … Tu mundo y el mío sólo existe en cuanto que la “sangre-aire” del metal lo permite y alienta. Sin el “metal” no existimos, como no podemos existir fuera de la Tierra… tanto poder tengas, así existes. ¿Quién conoce lo que no existe? ¿Quién recuerda lo que no vivió?   ERES HECHO Y RECUERDO SI EXISTES, Y SI EXISTES DEBES ESTAR PROVISTO DE “GARANTÍAS Y AVALES” …

La Historia se clasifica en una gran Edad de Piedra y una Gran Edad de los Metales -de la que aún no hemos acabado-… luego dentro de la de los metales… la historia de monumentos y documentos… La obra humana por sus consecuencias… la obra de cada cual como testimonio de cada uno mismo… de los que dieron que hablar y de los que no dijeran nada porque les callaron…

Por la posesión de metales vivimos, son los estímulos condicionados… El estímulo incondicionado no resulta “cultural”, sería el alimento, abrigo, sexo, pero somos más evolucionados y necesitamos sofisticar nuestra existencia:  buscamos-“creamos” el estímulo condicionado artificialmente convenido para satisfacer los primeros…

Cuales Midas demandamos metales, ya oro o acero, molibdeno o estroncio… según la demanda del mercado… pero hoy el mercado se abre a otro estrato más virtual… El mercado demanda imagen y volvemos a “pagar” por este nivel terciario de la gama de productos, ahora pagamos por la “necesidad creada” de la imagen.

Hoy la icónica representación de tu imagen en la dramaturgia social es la dinamizadora de atracciones-demandas en nuestra “manada”. Crearte una “marca-imagen” proporciona poder, poder que has de pagar. Hay que poder disponer de “poder ostentar” tu imagen. Puesto que el público demanda IMAGEN, Y DADO QUE TU IMAGEN LA CREA TU PERSONA… hay implícitamente que invertir y ponerla en valor, ya que resulta ser un valor de inversión económica.

Antes, la imagen “social” la garantizaba la posesión de conocimientos…  aparte de caudales monetarios, hoy, por cuanto el mercado ha quedado saturado de “depósitos de saber y procesar conocimientos”, aplica su ley de selección natural a otra “demanda”, la ocio cultural. Obligándosenos ahora a competir en esta “nova demanda” … una demanda de obstáculos artificiales sólo creadas para competir y seleccionarnos en capacidades artificiadas y enmascaradoras.

Mundos paralelos… existen, como puros niveles de un juego. Existen en cuanto, cual escenario, ficcionanse deseos “proyectados” que iluminados por ese ciego impulso del camuflaje y la apariencia, revierten reflejos de imágenes especulares …

Hoy ya, hasta el metal es virtual, sigue siendo referente y preferente pero en una “modalidad” etérea. Las transacciones dejaron allá por 1929 a reverenciarse por el “patrón oro”, los dólares son ahora chapas “condicionadas” a una especulación o “precio del dinero” según las cotizaciones de los títulos de las “acciones”, de las diferentes empresas que se regirán por su valor monetario en una Bolsa o lota, subasta, palenque,…

El dinero ya es virtual, bitcoin suele llamarse, y es tan ficticio que no necesita cobijarse en ninguna cámara, ni reserva… hoy hemos superado el capital metal transformándolo-transformándonos en un algoritmo que resuelve nuestra imaginaria economía… este Gotzila que nos engulle y destruye… puro monstruo en nuestras cabezas… el dinero ya no representa valor, ni valor tiene, tan solo RESPONDE A LA PROPIA RESOLUTIVIDAD DE LA MISMA FÓRMULA ALGORÍTMICA.

El oro ese metal venido del espacio, es un refugio, un plan b, una alternativa al referente actual establecido para tiempos difíciles o confusos…

SEGUIMOS AÚN EN LA EDAD DE LOS METALES, AL HIERRO SIGUIÓ EL ACERO, TRAS EL ORO, … ANTES EL SILICIO, AHORA EL GRAFENO, … MAÑANA, LA SIMPLE CÉLULA O EL AGUA … CUALQUIER VALOR QUE ESCACEE ADQUIRIRÁ EL VALOR DE LA NECESIDAD… NECESIDAD NO OBTANTE CREADA…





miércoles, 12 de julio de 2017

TRADICIÓN versus ILUSTRACIÓN




La sociología de la fe y las costumbres…
Al igual que hace ya muchos años… el conflicto TRADICIÓN versus ILUSTRACIÓN

La verdadera fe la percibo dinámica, no es estática. La estática, es aquella que se guardaban en Arcas de Alianzas, y éstas, encerradas en Templos... La verdadera anda en las personas, y como el aire nos envuelve y nos ayuda a vivir... de aquí que ya no hay espacios sagrados para la fe “evangélica”. Pero contra la propia Verdad del Evangelio seguimos acudiendo a credos y templos "cerrados"... con rituales y ceremonias circunscritas, y además, antes de optar ya estamos condicionados: si bautizados o circuncidados o asociados… al clan, a la tribu o al club deportivo, imponiéndose la alienación… (curiosamente detrás de esta “tradición se guarda el inmovilismo… así podemos “garantizar que el hijo del ladrón herede el robo del padre, y el hijo del rey herede el reino del padre dejando al margen al propietario legítimo, el pueblo…(*)  ¡pero es tradición…! - ¿o, quizás traición? -)

El concepto que tradicionalmente se aplica a la fe es “desde/nace de” la “ortodoxia” de unos constructos hipotéticos de determinados “convencionalismos” convenidos por un grupo “constituyente” que impongan y hagan prevalecer estancamente sobre otros.

Es decir, la fe es, “fe en una idea” y es la idea que la orto-doxia haga proteger de otras ideas… y así cual biblioteconomía o almacén de zapatos, los miembros de cada “sagrada congregación de la fe” de cada doctrina existente, cuidase de mantener en orden los constructos credenciales que le dan “identidad” jurídica y social para existir… un existir de siempre privilegiados (con privadas-privativas lexis-leyes a su convenir y conveniencia).

Así los “concordatos” se reconocen entre Estados Soberanos los acuerdos transaccionales con los que se tratarán … Ya no es fe ya es un Estado, -de ahí que una determinada fe interpretativa “advenida” haya querido irrumpir en el estatus quod internacional como Estado… Islámico, Estado Islámico que los propios islámicos combaten… ¿Es, por tanto, “fe” o es “estado”, es sustancia “etérea” o es sustancia “física” … ¡Claramente tenemos que admitir que en este mundo físico no existen ideas, y por tanto fe! Es la fe una ilusión, un sueño tal vez, una elaboración metafísica, que “es” más allá de este acá.

La fe, es también, un símbolo, un referente, que crea y aporta una trascendencia… que puede ser ficticia, pero que de hecho, cual tótem ancestral…, aglutina a un colectivo. Y en esta función prevalece. Si a los animales les aglutina el olfato… a los humanos, las ideas…

Queda claro igualmente, que la fe es algo más, es conciencia, y es conciencia de identidad. Algo íntimo que se adhiere, no sólo a la autoestima, “amor propio”, u orgullo, conciencia de uno mismo, “de identidad propia” … autoconcepto, y por el concepto de uno mismo y del “reflejo” gregario, pauta y marco de identidad de un colectivo. Así pues, conciencia, ya de uno mismo o del grupo al que se pertenezca, conocido como nación, donde hemos nacido los comunes …

Pero también es fe, la veracidad y la confianza que se atribuyen a hechos, dichos o personas, es también voluntad para transmitir… dar fe es hacer constar una querencia más allá del tiempo y del espacio.

Como vemos no estoy hablando de “fideis” sino de pura SOCIOLOGÍA.

Al igual que existe una ECOLOGÍA MEDIOAMBIENTAL, existe otra Ecología CULTURAL-MENTAL… si la adaptación al medio es la LEY-REGLA BÁSICA lo es en un medio y en otro.

Del medio ambiente ya estamos “instruidos”, del cultural, es campo que debemos roturar.

Y así vemos que de la des-con-FIANZAS se genera desafección y de la desafección, el desaliento. Un pueblo no se gobierna por la fuerza, porque por mucha fuerza que aplaste y oprima, mientras un atisbo de fe promueva la resiliencia, el espíritu de una colectividad será uno y en la unidad, su fortaleza.

Parto de una percepción personal: es ahora cuando la sociedad española está realizando la “transición política” hacia una democracia (otra cosa es que sea perfecta e ideal…) a través del ESTADO DE DERECHO.  Es así como el ciudadano cuestiona a los estamentos de gobierno… y es así cuando estamos creando el modelo democrático de derecho. Un “modelo” social de todos -pese que en el todo-, todos nos cuestionamos nuestro “status” tanto individual como colectivo.

Gracias al “progreso” las tradiciones son cuestionadas… Tradicional era que los ricos tuvieran todos los privilegios, y los pobres ningunos. Por ello todos queríamos ser ricos. Ahora una comunidad que tradicionalmente gozaron de privilegios son cuestionados por otros y así sobre la palestra, los “autonomismos” y de aquí los “independentismos” …

veo horizonte… a pesar de la confusión que nos envuelve, pues cuestionar siempre es enriquecedor.

(*) no estoy contra la monarquía, como una fórmula más de gobierno de un estado, estoy contra la monarquía heredada, pero sobretodo la monarquía sobreimpuesta por unos amotinados perjuros, que se sublevan y usan la monarquía “constitucional” como legitimación de la usurpación del poder sustraído a pueblo soberano, legítimo dueño de su destino… "que si el pueblo es inepto”, ineptos fueran reyes y reinaron. Así que en el fondo lo que reclamo es restitución-reparación… acatar una voluntad del pueblo expresada voluntariamente y no “la permanencia” de modo sobreimpuesto. Es la actual disyuntiva “nacionalista” frente a los que han ejercido la bota aplastante y que temen que la votación en cuestión, les levante la situación de su conveniencia.


lunes, 13 de marzo de 2017

La educación, correa de transmisión





           La justicia se basa en la percepción de unas consecuencias iguales ante hechos semejantes.
         
         Cuando un ser inteligente observa, y comparando concluye que, por hechos parecidos o iguales, obtiene desiguales consecuencias, surge en su cerebro una alarma de “riesgo” y de peligrosidad inherente.
            
           Esta alarma de aviso percibida, provoca un sentimiento o emoción de rabia que manifestará apartándose de la zona de juego o agrediendo, bien destrozando o atacando al emisor de la “in-equidad”.

       Cuando el clima de una comunidad queda intoxicado por una relación institucionalmente de injusticia e inequidad, los lazos de cohesión social se rompen. Este clima favorece la fragmentación social, y esta fragmentación o brecha social destruye al mismo ser humano y al conjunto, de un futuro y progreso. Y una sociedad que no atisba progreso, se destruye, destruyendo su calidad de vida, su civilización y humanismo.

          En, a través de, la Educación -sistema educativo- esta sociedad se da modelos de justicia. El alumno no sólo manipula “conocimientos” también esfuerzos y resultados. Pero entre esfuerzo y resultados se dan estrategias y competencias que van más allá de la “manipulación de conocimientos” … Los conocimientos son evaluables, pero ¿quién evalúa la desigual fragmentación en el acceso? Y, ¿quién evalúa los ingentes medios necesarios no provistos…? ¿Acaso podemos exigir sin equiparar…? ¿Acaso es posible construir un edificio sin encofrados y andamiajes, sin ferrallas y morteros…?

          Pero también, puesto que la “construcción” es uso y futuro, ¿para qué y qué hacemos con la “producción” educativa, la exportamos o la denostamos… o incluso, cuales excesos de producción, lo arrojamos a precio de saldo, tirados por tierra al mercado libre de producción liberal…   provocando el absurdo del esfuerzo, inútilmente repetido sin finalidad alguna…?

          Somos correa de transmisión…   ¿Qué transmitimos y, de qué soy transmisor: de desigualdad o de progreso?

          Porque Educación es algo más que modificación y transformación, es convicción… Convicción tras captar síntesis, hilos de conectividad… por la repercusión de las partes sobre el conjunto… frente a este filtro “cultural” que hace que nos veamos fragmentados, disgregados según razas, creencias, clases sociales, profesiones, materias de conocimientos, …   cuando de igual modo pudiéramos sentirnos cohesionados… 

       EN ESTE MUNDO GLOBALIZADO NO DISPONEMOS DE UN ESQUEMA GLOBAL DE INTEGRACIÓN DEL CONOCIMIENTO, es pues necesario inculcar/transformar MODELOS para implementar una visión transformadora y sintetizadora de nuestras vidas.